Estas leyendo:

La aceptación: clave para vivir en bienestar

Hay dos palabras o realidades que saltan a mi cabeza y mi sentir en este momento: aceptación y reconciliación.
Desde un deseo genuino de conectar con la paz que me traen estas dos acciones poderosas y profundas, me comparto por acá, luego de un par de meses desaparecida.

La última vez que escribí, compartí sobre intención, año, metas y mantenerse en el foco, es humanamente un reto.
No lo he olvidado, pero sí se hacen evidentes las mil cosas de la rutina, que fácilmente invitan a perder el norte de eso propuesto… y es allí cuando observo la lucha. La lucha por volver al centro, la lucha por sentir algo que no se siente ahora o la lucha de no sentir lo que genuinamente está y calificamos de bueno/malo o inadecuado.

Y es justamente esa lucha lo que nos aleja de la aceptación y la reconciliación con lo que hay y lo que aparece.

Entrar en lucha, como su palabra lo menciona, es literal estar en pelea con algo o alguien. Y la pelea invita al esfuerzo, a la defensa o la alerta continua, a estar en alarma perenne y en protección constante. La lucha invita a la competición y a la posibilidad de ganancia o derrota… trae cansancio y agotamiento. De por sí, la palabra ya genera desgaste físico y emocional si profundizamos en ella.
El tema aquí es hacer conciencia de ¿con qué lucho a diario?

Lo pregunto en primera persona para invitarte a ti a hacerte la misma interrogante en tu interior.
¿La lucha será con mis mismas emociones?, ¿con mi necesidad de control?, ¿con mi deseo de cambiar al otro, lo que no depende de mí?, ¿la lucha será con los resultados que no llegan tan rápido como espero? o será ¿en mis relaciones más profundas?

Ayer tuve un encuentro en la universidad y me maravillaba y agradecía por llegar a nuevos espacios. ¿Cambié de rubro?, NO. He estado adaptando el mensaje que comenzó dirigido a los padres, quienes siguen siendo mi nicho, pero resulta que esas herramientas que comparto con los padres, para potenciar los vínculos con sus hijos, funcionan para todas las relaciones. El ABC para las relaciones (que comparto por cierto en mi primer libro De Niña Sumisa a Mujer Libre ) se adapta a todos los vínculos que establecemos porque en toda relación se requiere de lo mismo: respeto – escucha – validación – presencia – conexión.

Esos estudiantes ayer fluidamente me compartían cómo querían sentirse en sus relaciones y armamos una lista extensa y preciosa de sentimientos. Nos queremos sentir: escuchados, seguros, confiados, aceptados, amados, respetados, conectados, considerados… Ellos me recordaron que es lo mismo que deseo sentir, no solo en mis relaciones, sino en mi vida en todas sus dimensiones y ¿sabes?, la lucha no favorece esos sentimientos. Por el contrario, nos aleja de ellos.

¿Qué si potencia esos sentimientos de bienestar?: La reconciliación interna (hacer las paces con lo que hay) mientras nos movemos a donde queremos llegar en conciencia y por otro lado, la aceptación sobre las cosas que no podemos cambiar, enfocándonos en nosotros y nuestras actitudes y hábitos (lo que si podemos cambiar).

Para ir cerrando, luego de este recorderis profundo que me hago y te extiendo, conecto con que cada proceso lleva un paso a paso. Caer en el desespero de la lucha me lleva sólo al cansancio y el desenfoque. Hoy te invito a que toda la intención y la energía esté puesta en mantenernos alertas a nuestras metas y que el camino que nos lleva a ellas, vayamos recorriéndolo en aceptación, reconciliación, confianza y acciones constantes y coherentes con lo que queremos alcanzar. Hoy te invito a conectar con esa palabra de tu año (si la tienes) mientras yo me recuerdo que la mía es esperanza.

Así que suelto la lucha, acepto, me reconcilio, acciono y espero con confianza.

Nada más escribirlo y sacarlo me permite soltarlo.
Espero que leerlo e integrarlo te permita a ti, concientizarlo.
Te mando un abrazo en miércoles de reconciliación y aceptación, en el que soltamos la lucha.

Con amor,
Luiza.

¡Hola, soy Luizandra!

¡Qué alegría que estés dando el paso para convertir tus retos de ser familia en una oportunidad para crecer! 

Este blog está creado para apoyar a todos los padres y familias en sus retos del día a día, sin importar la magnitud de los mismos.

No más quejas,  drama ni frustración. ¡Tomemos acción!

Siempre hay esperanza y propósitos detrás de esta situación que estás viviendo.

¡Salúdame en redes sociales!

Compartir en:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue Leyendo

Artículos relacionados

¡No te pierdas!

Los 4 secretos para una crianza respetuosa y con propósito.