fbpx

Estas leyendo:

Disciplina Positiva: más que crianza

Disciplina Positiva

Disciplina Positiva es una filosofía de vida ; un enfoque, un estilo desde el cual la persona que lo integra a sí, decide vivir y relacionarse con el mundo.

Hoy quiero contarte un poquito de lo que hago y de qué se trata para mí, esto de vivir en las herramientas de Disciplina Positiva y cómo ha impactado mi vida. Y si, se que hablo mucho de disciplina positiva enfocado a la crianza, pero transciende más allá de la forma en cómo acompañamos a los hijos. Ok y para no repetir la frase «disciplina positiva» mil veces a lo largo del escrito, usaré de ahora en adelante las siglas «DP».

Quiero contarte algo que me ocurrió hace poco. Apenas unos días atrás recibí un correo en el que la persona que me escribió me expresaba su asombro y percepción sobre mi proceso con Disciplina Positiva. Escribió algo así como: «no entiendo, desde que DP llegó a tu vida has cambiado. ¿No se supone que con estos procesos de conocerse es para uno ser más feliz?. Vemos en tí todo lo contrario».

Oh ¿really?.

No puedo negarte. Esto me dejó reflexionando en mi interior y me cuestionó de entrada.

Te sigo contando…

Cuando DP llegó a mi vida fue como una lupa que me amplió la visión y mi mirada sobre la vida, con un aumento en el lente que me permitió reconocer cosas que antes pasaban frente a mis ojos y era incapaz de verlas. Claro que cuando me topé con DP es porque había iniciado una búsqueda de opciones más efectivas para conectar con las niñas y en ese momento, confieso, que fue buscando específicamente mejor comunicación para conseguir obediencia y buen comportamiento, pero me encontré con más que eso. DP fue una invitación que recibí, para ser exactos, hace 3 años y que paso a paso me ha permitido revisar dentro de mí la forma en cómo me estaba relacionando conmigo misma, con mi historia, con las personas a mi alrededor y con mis experiencias del día a día.

Y de la reflexión que surgió del correo apliqué justamente una de las herramientas de DP: «no te lo tomes personal», porque al comienzo en efecto me pregunté: ¿en serio que me estoy mostrando infeliz ante los otros?, pero esa idea se vino abajo cuando me lo pregunté de frente: ¿cómo me siento en verdad?. Sin duda, mejor, más conectada y en gratitud. Entonces entendí que la cuestión es que desde afuera la gente podría percibir dos cosas: Luiza cambió radicalmente (para mal) o Luiza se ve diferente, quizás ¿más autentica?. De ambas miradas, he recibido comentarios.

Lo cierto es que sí. Formalmente te cuento, por si eres de los que me siguen y has notado los cambios, pero no me lo has dicho… Sin lugar a dudas he experimentado cambios en mi vida (y muchos) y esos se reflejan en mi forma no sólo de actuar, sino de expresarme, decidir, ver la vida y relacionarme.

DP me permitió dar paso a la aceptación de todas mis emociones, varias de las cuales estaban bloqueadas y a expresarme desde la «honestidad emocional» (otra herramienta de disciplina positiva). Puso también ante mi camino la idea de «firmeza» cuando yo sólo conocía de «amabilidad», lo que me empujaba a poner a los otros por encima de mí y me imposibilitó por años a establecer límites. Esto obviamente ha sido incómodo porque he dejado poco a poco de ser la mujer que asentía en todo y empecé a actuar de manera más cónsona con lo que sentía.

Y así como estos ejemplos en muchos aspectos DP me ayudó a empezar a ver de más colores la vida, a aceptar, a ser más tolerante, a dejar un poco el juicio de lado, a validar, a alejarme de personas y situaciones que no me hicieran sentir bien y a conectar con otras que se sintieran increíble en este momento de mi historia. Todos los aspectos, las herramientas y los cambios necesarios, primero, aplicados en mí, para luego conectarlos en mi hogar e ir enseñándolos a los otros padres que se acercan a saber más de esto… desde un ambiente que hace preguntas de curiosidad…y que les invita a ver dentro de sí primero antes de poner la mirada en sus hijos.

Con esta muy breve historia es cómo te comento que DP en mi vida de hoy es mucho más que crianza. Es conexión conmigo y con otros, desde un espacio de respeto mutuo, mucha autoconsciencia, reflexión de aprendizaje continuo, en el que busco entender los mensajes de la vida en mis vivencias diarias y me invento la manera de aplicar las herramientas aprendidas para que esas vivencias se conviertan en una experiencia de amor.

Ojalá y esta forma de vivir te enstusiasme y te motive. Que los retos en la crianza de tus chiquitos y el deseo de querer hacerlo diferente te de la fuerza para buscar nuevas opciones. Las protagonistas de esta historia son mis dos niñitas. Gracias a ellas, un día en el 2019 conocí a DP y con esta mirada; nuevas posibilidades. Gracias Verito!, gracias Naty!.

Un día de esto sonriendo con mis pequeñas.

Y uff… ya no me cuestiono las palabras del mail. Sin dudarlo… me siento feliz y vivo en gratitud a diario por encima de mis retos diarios. Por encima de la incomodidad que siento (porque sigo experimentando cambios) y a pesar de lo mucho que ha dolido iniciar procesos de sanación de heridas… soy feliz y estoy aprendiendo a fluir sin juicio en medio de los desafíos que como siempre están presente en mi vida. ¿La diferencia con antes?. Que ahora me escucho, me valido y me doy el permiso de sentir a plenitud cada emoción. He dejado un poco la lucha para salir de cada reto a un costo emocional alto.

Ahora entiendo que más feliz no se traduce en sonrisa permanente o ausencia de dificultades y menos carencia de límites. En mí, se trata más de paz, aceptación y consciencia y todo eso y aún más he encontrado con Disciplina Positiva.

Gracias por leerme y permitirme acompañarte en este camino. Un abrazo enorme, cerrando ya el primer trimestre del año.

Con amor, Luiza.

¡Hola, soy Luizandra!

¡Qué alegría que estés dando el paso para convertir tus retos de ser familia en una oportunidad para crecer! 

Este blog está creado para apoyar a todos los padres y familias en sus retos del día a día, sin importar la magnitud de los mismos.

No más quejas,  drama ni frustración. ¡Tomemos acción!

Siempre hay esperanza y propósitos detrás de esta situación que estás viviendo.

¡Salúdame en redes sociales!

Compartir en:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

2 comentarios en “Disciplina Positiva: más que crianza”

  1. Qué belleza de testimonio Luiza, gracias por abrirnos tu alma💙 bienvenida cada día esa Luiza que es, que eres y que serás, bienvenido este re-conocerte de cada día.
    Te abrazo grande.
    Me encanta tu frase «una experiencia de amor» porque si queremos eso tal cual puede ser nuestra vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue Leyendo

Artículos relacionados

¡No te pierdas!

Los 4 secretos para una crianza respetuosa y con propósito.